Download 4 Cristo Ha Resucitado PDF

Title4 Cristo Ha Resucitado
TagsResurrection Of Jesus Book Of Job Jesus Soul
File Size5.3 MB
Total Pages75
Table of Contents
                            ¡Cristo ha resucitado!
Plan de nuestro estudio, por... Jesús
1 - Puesta en marcha...
II - El pueblo del Antiguo Testamento expresa en su propia vida nuestra aventura humana
	A. LA REFLEXION SOBRE LACONDICION HUMANA (Gén 1-3)
	B. MORIR PARA VIVIR
	C. SOLO A POSTERIORI EMPEZAMOS A ENTENDER
	D. EL "HIJO DE DIOS" ENCARGADO DE ESTABLECER EL REINO DE DIOS
III La esperanza de Jesús y la fe en la resurrección antes de Pascua
	A. LOS GRUPOS RELIGIOSOS Y SUS DIVERSAS CONCEPCIONES
	B. JESUS y SUS DISCIPULOS
IV - ¡Cristoha resucitado!
	A. LAS PRIMERAS AFIRMACIONESDE LA FE
	B. EL TESTIMONIO DE LA IGLESIA A TRAVES DE LOS RELATOS EVANGELICOS
V- Esbozo de síntesis
	A. LA PASCUA DE ]ESUS, MISTERIO REALIZADO EN EL SECRETO DE DIOS
	B. LA PASCUA DE JESUS: ACONTECIMIENTO HISTORICO
PISTAS PARA PROFUNDIZAR EN EL ESTUDIO
INDICE ANALlTICO
CONTENIDO
                        
Document Text Contents
Page 1

ca
4

Etienne Charpentier

¡Cristo
ha

resucitado!
4.a edición

EDITORIAL VERBO DIVINO
Avda. de Pamplona, 41

ESTELLA (Navarra)
1981

Page 2

El amory la amistadpuedenser objeto de reflexión desdevarios puntos
de vista: técnicamente(partiendode la psicología,de la sociología...),
es decir estudiándolosdesdeel exterior, como "problema" que plantea
múltiples interrogantes.Pero ambas realidadespuedenser abordadas,
igualmente,desdeel interior, en tanto en cuantorepresentanun "mis-
terio" que nos envuelvey trasciende:sentimosque no podemosmenos
de ocuparnosde ellos, ya que de una manerau otra ofrecenun sentido
a nuestravida. A partir de entonces10 que se pretendees sencillamente
tomar conciencia,racionalmente,de todo ello para poder dar razón de
nuestravivencia tanto a los demáscomo a nosotrosmismos.

De la mismamanera,un historiadorde las religionespuedeestudiar
la resurrecciónde Cristo --o más bien el extrañofenómenode unos
hombresque creenen su resurrección-desdeel exterior.En estecua-
dernoabordaremosel fenómenodesdeel interior. Escrito por creyentes
y para creyentes,constituyeun testimoniode le. Su puntode partidaes
la experienciade los cristianos: "Creemosen Jesúsresucitado".Su in-
tenciónes sencillamenteayudarnosa comprendermejor 10 que vivimos
y quizá a mejor "dar razónde nuestraesperanzaa todo el que nos pida
una explicación, pero con buenosmodos y respeto"(l Pe 3, 15-16).

Pero, ¿porqué hacerun cuadernosobrela resurrección?Hace ya
casidosmil añosquela iglesiacreeen ella y su fe no havariado.

Nó podemosmenosde reconocersin embargoque, durantevarios
siglos, la resurrecciónhabíaperdido importanciaen la teologíay en la
enseñanzareligiosatantoentrelos católicoscomoentrelos protestantes,
dejandoel lugar que le correspondíaa otrasrealidadesde la fe cristiana.
El libro del P. Durwell, La resurrección,misterio de salvación,publica-
do en 1954, ¿no causóen su épocala impresiónde ser una auténtica
novedad?No podemosmenosde alegrarnosal observarque el misterio
pascualha vuelto a ocupardesdehace algunosaños el puestoque le
corresponde.

Por otro lado, desdehacemedio siglo, muchascosashancambiado

Page 37

(lit. de la piedad). Es decir, el autor considera que este
cántico es un perfecto resumen de la «piedad., o, dicho
de otra forma, del «cristianismo•. Para este autor se trata
de algo escondido, de "un misterio., misterio que nos ha
sido revelado, ya que -Cristo se ha

manifestado corporalmente
justificado en el espíritu,
visto por los ángeles,
proclamado entre los paganos,
creído en el mundo,
elevado a la gloria.»

Seis verbos uno detrás de otro. Evidentemente no pre-
tenden presentar una solución cronológica, sino que están
organizados en tres oposiciones de las cuales cada una
presenta el conjunto del misterio: cuerpo/espíritu, ánge-
les/hombres, mundo/gloria. «El segundo miembro de cada
pareja está unido con el primero del siguiente (espíritu/
ángel; paganos/mundo) de tal manera que el primer miem·
bro de la primera pareja contrasta con el segundo de la
última: toda la composición está fundada entre los dos
términos opuestos 'manifestado corporalmente' y 'eleva-
do a la gloria. De esta manera, la oposición arriba/abajo
estructura cada pareja y el conjunto del texto. (JO 134).

Por otro lado, se nos dice que este misterio escondido
se ha manifestado corporalmente, es decir en la existen-
cia terrestre de Jesús. «Manifestación cíertamente límíta·
da; el hecho de que se le haya hecho justicia (<<justiFica-
do.) supone la existencia de un proceso entre Dios y el
mundo en el cual Jesús es el acusado y del que sale vico
torioso. Esta victoria ha sído posíble gracías al espíritu.
Esta nueva existencia según el espíritu «permite una nue-
va manifestación del secreto, pero siguíendo modos dife-
rentes arriba y abajo. Arriba, el misterio de Cristo se apa-
reció a los ángeles, ya que fue elevado a la gloria ce-
leste. Abajo, el hombre recibió la noticia proclamada
incluso entre los paganos, acogida en la fe. (JO 135).

Una vez más. todo el misterio de Jesús está expresado
en terminas de exaltación, sin alusiones al vocabularIo de
resurrección o de vida.

1 Esta transposición lleva consigo un cierto número de opciones
exégeticas que no es posible expiicar ni defender en estas linees y
sobre las que los especiaiistas discuten.

.. Dios ha glorificado a su servidor Jesús.
(Hech 3, 13).

.. Dios le ha constituido señor.... (Hech 2, 36).

.. Jesús se bajó hasta la muerte ...por eso
[Dios le exaltó... » (Fil 2, 6-11).

Hay dos textos que son particularmente sig-
nificativos p4)r ser relativamente amplios y muy
antiguos: se trata de los himnos que se encuen-
tran en la carta de Pablo a los filipenses y en
la primera carta a Timoteo.

Estos textos no hacen la más mínima alusión
al vocabulario de resurrección o de vida.

Existen sin embargo otros textos en los que
estos diferentes tipos de expresión se encuen-
tran mezclados.

«Confiáis en Dios que lo resucitó de la
[muerte y lo glorificó» (1 Pe 1, 21).

«Pero si tus labios profesan que Jesús es
[señor

y crees de corazon que Dios lo resucitó de
[entre los muertos ... (Rom 10, 9).

«Sufrió la muerte en su cuerpo, .
pero recibió la vida por el espíritu ...
(El mesías) a quien se sometieron ángeles,
autoridades y poderes, llegó al cielo y
está a la derecha de Dios» (1 Pe 3, 18-22).6
Podríamos citar igualmente Ef 4, 7-10; Rom

10, 5-8; 1 Pe 4,6 (cf. XLD 61-64),
Estamos tan acostumbrados al esquema «his-

tórico» en apariencia que nos ha impuesto Lucas
(sucesión: muerte-resurrección-ascensión-pente-
costés), que lo utilizamos instintivamente cuando
leemos·todos los demás textos; la "exaltación»,
por ejemplo. la entendemos como «algo» que se
añade, temporalmente. a la resurrección. Para
los primeros cristianos, hablar de exaltación, de
glorificación, de ascensión o de sentarse a la
derecha de Dios no era sino diferentes maneras

• Parece que Pedro se inspira en este pasaje del him-
no que Pablo cita en la carta a Timoteo. Véase M. E. BO/S-
MARO, Quatre hymnes baptismales dans la premiare épi·
tre de Pierre. Cerf, Paris 1961. 57·94.

Page 38

de hablar de la misma realidad, el misterio pas-
cual. Todas estas expresiones no dicen nada di-
ferente de los textos en los que se habla de
vida o resurrección; lo que sucede es que lo
dicen de otra manera.

Después de haber estudiado en la primera
parte, aunque brevemente, el pensamiento del
Antiguo Testamento, no tendremos grandes difi-
cultades en descubrir el origen de esta formula-
ción del misterio pascual.

El poema del servidor de Isaías 53, haciéndo-
se eco de numerosos salmos que cantan, doloro-
samente, el sufrimiento del hombre y las pre-
guntas que plantea, resumía en un sol.o perso-
naje nuestra condición humana. Dios, por medio
de él, nos decía en aquel tel<to: «si asumes tu
destino, si 'eliges tu muerte', destino y muerte
tendrán un sentido; yo, a mi vez, te exaltaré ... "

La visión del hijo del hombre (Dn 7) anuncia-
ba al pueblo, aplastado por ser fiel a su Dios,
el misterio escondido de su presente condición:
la entronización ante Dios, en la gloria, para re-
cibir la función real sobre el mundo entero.

Otra pista de reflexión, la que culmina en los
salmos 2 y 110, llevaba a la entronización real
del mesías rey sobre todas las naciones.

Todo esto es pues lo que los primeros cris-
tianos contemplan en Jesús y que expresan en
términos de «exaltación. y de «ascensión •.

Cierto que este modo de expresarse encerra-
ba un peligro: no expresa tan claramente como
los esquemas de resurrección y de vida, la con-
tinuidad real entre el ser humillado y el exalta-
do. Por ello debe ser completado por los otros.
Pero por su parte les ofrece un complemento
necesario e indispensable.

Habíamos señalado que el esquema «antes/
después. podía evocar únicamente la vuelta a la
misma vida que antes. Utilizado al 'mismo tiem-
po que el esquema «abajo/arriba. de la exalta-
ción, el problema desaparece. Este ser que vive
«de nuevo. empieza una vida totalmente distin-

ta, «celeste», glorificada, tal y como Dios puede
ofrecerla a quien no es un simple «resucitado.
y al que va a confiar una función de la mayor
importancia: la de señor del mundo entero.

Por otro lado, este es el modo de expresión
que mejor nos permite darnos cuenta de cómo
el acontecimiento nos interesa y atañe a todos.
Su extraordinaria novedad, en efecto, consiste
en aplicar a un individuo, Jesús, lo que las es-
crituras prometían a la colectividad humana al
ser introducida en presencia de Dios al fin de
los tiempos. Este lenguaje, aun expresando cla-
ramente el destino personal de Jesús, lo ensan-
cha hasta los confines de la humanidad. Por ello,
en él leemos también nuestro propio destino.

Esto nos hace comprender que los cristianos
no pueden celebrar la resurrección desde el ex-
terior, como una verdad de fe recitada. Al pro-
clamar el misterio de Jesús, decimos igualmen-
te algo de nuestro propio misterio.

2. Creyente, ¿qué dices de
ti mismo?

«Los hombres que recuerdan lo que sucedió
a Jesús dan testimonio (al mismo tiempo) de lo
que les sucedió o les sucede a ellos mismos.
(JO 142). Vamos a comprobarlo de tres maneras:
estudiando la palabra «aparición», escuchando a
un testigo directo: Pablo, reflexionando sobre la
predicación primitiva.

a) Cristo «se mostró» a Pedro,
Santiago, Pablo...

«Nosotros lo hemos visto ... ", dicen Pedro y
los apóstoles. ¿Qué quiere decir? En primer lu-
gar, una cosa clara: el acontecimiento pascual
llega a una serie de testigos; es una experien-
cia personal; sólo pasando por su experiencia
llegamos al acontecimiento.

La palabra «ver» parece que tiene un sentido
preciso: contemplar con sus propios ojos. Ahora

Page 74

CONTENIDO

PLAN DE NUESTRO ESTUDIO, POR... JESUS ••. ... '" ... ... '" 6

A. EL RELATO DE LOS PEREGRINOS DE EMAUS '" '" 6

B. LOS CAMINOS DE NUESTRA REFLEXION '" '" ••• '" ... '" 7

l. PUESTA EN MARCHA '" ... ... ... '" '" ... ... '" ... '" ... '" ... 8

11. EL PUEBLO DEL ANTIGUO TESTAMENTO EXPRESA EN SU PROPIA VIDA NUES.
TRA AVENTURA HUMANA ... '" ... ... ... ... ... ... ... ... ... '" ... ... 11

A. LA REFLEXION SOBRE LA CONDICION HUMANA (Gén 1-3) '" 12

1. El hombresegúnsu propia Idea y segúnla idea de Dios (Gén 1) 13
Cuaoro:no,\\J)O' \\e,-.tata... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... \'2.

2. Lo que el hombre ha llegado a ser al rechazarla llamada de Dios
(Oén 2-3) , '" , ,. •.• 13

B. MORIR PARA VIVIR ." '" ..• 14

1. Ante el sufrimientoy la muerte '" oo '" 14
Cuadro: Los hombresdel Antiguo Testamentoy la Ideadel alma ." 15

2. El éxodo o la pascua(el paso)de la muertea la vida '" 17

C. SOLO A POSTERIORI EMPEZAMOS A ENTENDER ... ... ... ... 18

Cuadro: La resurrecciónde Cristo ¿realizacióno promesa?.., 19
1. La -exaltación»del hijo del hombre (Daniel 7) '" ... 20
2. La -resurrección»de los santos '" ... ... ." ." 21

Cuadro: Exaltación-resurrección , " 23

D. EL -HIJO DE DIOS- ENCARGADO DE ESTABLECER EL REINO DE DIOS 24

111. LA ESPERANZA DE JESUS V LA FE EN LA RESURRECCION ANTES DE PASCUA. 25

Page 75

A. lOS GRUPOSRELIGIOSOSY SUS DIVERSAS CONCEPCIONES'oo oo. .oo .oo 26

B. JESUSy SUS DISCIPULOS .., oo. ... ... 'oo oo' oo. oo. oo. oo. oo' 'OO oo. oo. '" 27

1. Lo que Jesúspiensade la resurrecciónde los hombres... oo • ••• .oo 27
2. Lo que Jesúspiensade su propia resurrecciónoo. oo. oo . .oo oo. oo. oo. 27

IV. CRISTO HA RESUCITADO oo' oo' ... oo•••• oo' 'oo .oo oo. oo. oo. oo. oo' 'oo oo. oo.... 29

Cuadro: Observaciónmetodológicaoo. oo. ... .oo oo. oo. oo' oo. oo. .oo oo. 30

¿Dequé textos disponemos?... .., oo. ... .oo ... oo. oo. oo. oo. .oo .oo oo. oo. oo. ... 30

1. Las confesionesde fe (credo) y los cánticos .oo oo. oo. oo' 'oo oo. oo.... 30
2. La predicaciónmisionerao akerygma-.oo oo. oo. oo. oo' oo. oo' oo..oo oo. oo. 30
3. La catequesis.Los relatosde los evangeliosy de los Hechosoo. oo. oo. 32

A. LAS PRIMERAS AFIRMACIONES DE LA FE oo..oo oo. oo..oo oo oo oo. .oo .oo 32

Cuadro: El credo más antiguo oo. oo. 'oo oo' oo. oo. oo. oo. oo' oo. oo.... 33
1. Creyente,¿quédices de Jesucristo?oo. .oo oo. oo. oo. oo. oo. oo. '" ... 34

Cuadro: Dos himnos a Cristo glorificado oo. oo' .oo oo. oo. oo. oo' oo. 38
2. Creyente,¿quédices de ti mismo? oo. .oo oo. ... ... oo. oo' ... 'oo oo. 40

Cuadro: Extrañosdescubrimientosde un arqueólogodel año 4000... 41

B. El TESTIMONIO DE LA IGLESIA A TRAVES DE lOS RELATOS EVANGElICOS 45

1. Jesús.ellge- su muerte oo' oo. oo. ... ... ... ... ... oo. oo. 46
�~�. Jesúsvivo por encimade la muerte oo, .., oo. oo, ... oo. 48

V. ESBOZO DE SINTESIS ... oo. oo. ." .oo ... 'OO ... .oo ... oo. ... ... .•• oo. ... 59

Cuadro: Histórico y real oo ... oo..oo oo' .oo oo. oo. oo. oo' oo. oo. oo.... 60

A. LA PASCUA DE JESUS,MISTERIO REALIZADO EN El SECRETO DE DIOS. 59

1. Pasióny muertede Jesús.oo ... .oo .., oo. oo' ... .oo ... .oo oo' ... '" ... ... 60
2. Resurreccl6n-exaltaclón.oo....oo.......oo.oo...oo....oo................62

Cuadro: El cuerpo oo , oo' oo•• OO oo' oo oo oo 64
3. Resurreccióny pentecostés.oo oo. oo. '" ... 'oo '" oo. oo. 'oo 66

B. LA PASCUA DE JESUS ACONTECIMIENTO .HISTORICO oo' .oo... 67

Cuadro:Historia y fe oo' oo , oo oo oo 'oo oo, oo oo. 67
1. La existenciade una comunidadde creyentesoo. .oo oo, oo. oo. oo, 67

Cuadro: Pablo frente a su propia muerte oo oo. 69
2. El sepulcrovacío .oo oo. ... oo. oo, oo. .., oo. ... oo. oo. oo. .., oo. oo. .oo 70

Borrón y cuentanueva'oo oo. ... oo' oo. oo. ... oo. '" oo. oo' oo. oo' oo. oo. oo' oo. ... .oo oo. 73

Pletaspara profundizar en el estudiode la resurrección'OO .oo ... oo. oo.... oo.... 74

Indicaanalíticooo. oo' oo. oo. .OO oo. oo. oo. ... oo. oo. oo' oo. oo' oo. oo. oo. oo. oo' ... ... ... ••• 75

Similer Documents