Download 63770996 Tu Poder Invisible PDF

Title63770996 Tu Poder Invisible
File Size253.9 KB
Total Pages48
Document Text Contents
Page 2

TU PODER INVISIBLE.- Genevieve Behrend
2

PREFACIO

Estas páginas fueron escritas con el propósito y la esperanza de que sus sugerencias

puedan proporcionarte la llave que te abra el camino para hacer realidad tus deseos, y

para explicarte que el miedo debería ser desterrado del todo de tus esfuerzos por

obtener la posesión de las cosas que deseas. Esto presupone, por supuesto, que tu

deseo de posesión se basa en tu aspiración a una mayor libertad. Sientes, por

ejemplo, que la posesión de más dinero, tierras o amigos te hará más feliz, y tu deseo

de poseer esas cosas surge de la convicción de que poseerlas te dará libertad y

felicidad.

En tu esfuerzo por poseer, descubrirás que lo que más necesitas es «ser» siempre (no

intermitentemente) tu mejor yo -ese yo que entiende que los errores de tus seres

queridos son simplemente equivocaciones-. Tu sensación de que tener más

posesiones, del tipo que sean, te dará satisfacción y felicidad, es errónea. Ninguna

persona, lugar o cosa puede darte la felicidad. Pueden darte un motivo para la

felicidad y una sensación de satisfacción, pero la alegría de vivir proviene de tu

interior. Por lo tanto, aquí se te recomienda que hagas el esfuerzo de obtener aquellas

cosas que crees que te darán alegría, y no otra cosa, siempre y cuando, como dijimos

antes, tus deseos estén de acuerdo con la alegría de vivir.

En este volumen, también se quiere sugerir las posibilidades que le aguardan a

quien realiza un esfuerzo persistente por comprender la ley de visualización y hace

una aplicación práctica de esos conocimientos en el plano en que él o ella se

encuentra. La palabra «esfuerzo», tal como se emplea aquí, no pretende transmitir la

idea de tensión. Todos los estudios y meditaciones deben realizarse sin tensión o

estrés.

He procurado mostrar que, si uno empieza desde el principio de la acción creativa o

la imagen mental, está garantizado que a continuación llegarán ciertos resultados

correspondientes. «Aunque las leyes del universo no pueden ser modificadas, se

puede hacer que trabajen en condiciones específicas, produciendo unos resultados

para el avance individual que no pueden ser obtenidos bajo el funcionamiento

espontáneo de la ley proporcionado por la naturaleza.»

Por muy lejos de tus experiencias pasadas que te puedan llevar las sugerencias

que te he dado sobre las posibilidades que te aguardan al visualizar, en ningún caso

rompen la continuidad de la ley de causa y efecto.

Si, a través de las sugerencias dadas aquí, alguien llega a darse cuenta de que su

mente es el centro a través del cual, y en el cual, opera «todo el poder que hay», el

cual simplemente está esperando que se le indique la única manera en que puede

realizar una acción específica (y esto significa reacción en una forma concreta o física),

entonces este libro habrá cumplido su misión.

Page 24

TU PODER INVISIBLE.- Genevieve Behrend
24

es un centro de operación divina. La operación divina es siempre para la expansión y

para una expresión más plena, y esto significa la producción de algo que va más allá

de lo que ha existido antes, algo enteramente nuevo, no incluido en la experiencia

anterior, aunque proveniente de ella mediante una secuencia ordenada de

crecimiento. Por lo tanto, puesto que lo divino no puede cambiar su naturaleza

inherente, debe operar de la misma manera conmigo; en consecuencia, en mi propio

mundo especial, del cual yo soy el centro, avanzará para producir nuevas

condiciones, siempre por delante de cualquiera que haya existido anteriormente».

Fue necesario un esfuerzo por mi parte para memorizar este párrafo, pero en el

esfuerzo hacia este fin, las palabras parecían llevar consigo un cierto estímulo. Cada

repetición del párrafo hacía que me resultara más fácil entrar en su espíritu. Las

palabras expresaban exactamente lo que yo había estado buscando. Mi único deseo

era tener serenidad de ánimo. Encontré reconfortante creer que la operación divina en

mí podía expandirse hacia una expresión más plena y producir cada vez más alegría

—en realidad, una serenidad de ánimo y un grado de satisfacción mayores de los que

había conocido jamás-. El párrafo me inspiró todavía más un profundo interés por

sentir que la chispa de vida en mí podía traer a mi vida algo completamente nuevo. No

deseaba borrar mis experiencias del pasado, pero continuar a partir de ellas traería

algo nuevo que trascendería cualquier cosa que yo hubiera experimentado antes.

La meditación sobre estas afirmaciones trajo consigo un cierto sentimiento de

alegría. Qué maravilloso sería si yo pudiera aceptar y creer sinceramente, sin ningún

atisbo de duda, que esa afirmación de Troward era verdad. Ciertamente, lo divino no

podía cambiar su naturaleza inherente, y puesto que la vida divina está actuando en

mí, debo de estar divinamente habitada, y lo divino en mí debe de operar de igual

manera que opera en el plano universal. Esto s ign i f icaba que todo mi mundo de

circunstancias, amigos y condiciones acabaría siendo un mundo de alegría y disfrute,

del cual «Yo soy el centro". Todo esto ocurriría en cuanto yo fuera capaz de

controlar mi mente y, por ende, proporcionar un centro concreto alrededor del cual las

energías divinas pudieran jugar.

Sin duda, valía la pena probarlo. Si Troward había hallado esta verdad, ¿por qué yo

no? La idea hizo que me ciñera a mi tarea. Más adelante decidí estudiar con el hombre

que había realizado y entregado al mundo una afirmación tan maravillosa. Me había

hecho salir de mi estado de desaliento. La dificultad inmediata era que necesitaba más

dinero.

Similer Documents