Download Amor, sexo y castidad - Jiddu Krishnamurti[1] PDF

TitleAmor, sexo y castidad - Jiddu Krishnamurti[1]
Tags Existence Attachment Theory Truth Image
File Size591.4 KB
Total Pages119
Document Text Contents
Page 2

http://descarga-gratis-libros.blogspot.com/

La relación es el espejo en el que nos vemos a nosotros
mismos tal como somos. Toda vida es un movimiento en
relación. No existe nada viviente sobre la Tierra que no esté
relacionado con una cosa u otra. Aun el ermitaño, un hombre
que se marcha a un paraje solitario, sigue en relación con el
pasado y con aquellos que le rodean. No es posible escapar
de la relación. En esa relación, que es el espejo que nos
permite vernos a nosotros mismos, podemos descubrir lo que
somos, nuestras reacciones, nuestros prejuicios y temores,
las depresiones y ansiedades, la soledad, el dolor, la pena, la
angustia. También podemos descubrir si amamos o si no hay
tal cosa como el amor. Por lo tanto, examinaremos este
problema de la relación, porque la relación es la base del
amor.

Madras, India, 26 de diciembre de 1982

El sexo se vuelve un problema extraordinariamente
difícil y complejo en tanto no comprendemos la mente
que piensa acerca del problema. El acto sexual en sí
nunca puede ser un problema lo que crea el problema es
el pensamiento a cerca del acto.

LA LIBERTAD PRIMERA Y ÚLTIMA

Cuando vemos todo esto: lo que hacemos del amor,
del sexo, de la autocomplacencia, de tomar votos
contrarios al sexo..., cuando vemos el cuadro completo,
no como una idea sino como un hecho real, entonces el
amor, el sexo y la castidad son una sola cosa. No están
separados. Es la separación de las relaciones la que
corrompe. El sexo puede ser tan casto como el cielo azul
sin nubes; pero con el pensamiento, la nube llega y
oscurece el cielo.

Conversaciones

SUMARIO

1. La vida es un movimiento en relación

Descubriendo lo que somos realmente; el
condicionamiento; se necesita un instrumento nuevo
para resolver nuestros problemas humanos; la relación
es un espejo en el cual nos vemos tal como somos; «
¿Qué es realmente nuestra relación mutua?»; el ego, la

http://descarga-gratis-libros.blogspot.com/

Page 59

http://descarga-gratis-libros.blogspot.com/

KRISHNAMURTI: Por consiguiente, si usted niega la
sexualidad, como lo ha hecho la mayoría de las
religiones, entonces debe cortarse la lengua, cerrar,
apagar sus ojos y no mirar nunca nada. No se rían,
señores, de cualquier modo, esto es lo que están
haciendo, porque no son en absoluto conscientes de la
belleza. Para ustedes, la belleza está asociada con una
mujer o con un hombre. En consecuencia, los Shankaras
del mundo han dicho: “No tengas nada que ver con la
mujer si es que deseas ser espiritual “. Y así niegan
ustedes toda la belleza de la Tierra.

¿Alguna vez se han detenido a mirar un árbol, a
mirar una flor? ¿Alguna vez han mirado a una mujer
hermosa sin decir: «Deseo obtener algo de ella»? ¿Han
mirado simplemente la belleza de algo, de los cerros, los
árboles, las flores, los rostros, las sonrisas? No lo han
hecho; por eso no saben qué es el amor, qué es la
belleza. Todo lo que conocen es "no debes" y "debes". Así
es como han despojado sus mentes y sus corazones; son
seres humanos desecados. Y sonríen y aceptan esto y
continúan igual. Por lo tanto, señores, lo primero es no
condenar, y entonces sabrán qué es el amor

Valle de Rishi, India, 9 de noviembre de 1967

Si el sentimiento sexual nace del amor, no es
lujuria, aun cuando pueda haber en ello un gran
deleite

INTERLOCUTOR: ¿Qué es la pasión?

KRISHNAMURTI: Creo que deberíamos tener bien
claro que la pasión y la lujuria son dos cosas diferentes.
La lujuria es alimentada por el pensamiento, manejada
por el pensamiento, crece cobra consistencia en el
pensamiento hasta que estalla sexualmente o, si es la
lujuria del poder, lo hace en sus propias y violentas
formas de realización personal. La pasión es algo por
completo diferente; no es el producto del pensamiento ni
el recuerdo de un suceso del pasado, no es impulsada
por ningún motivo personal de realización; tampoco es
dolor.

INTERLOCUTOR: ¿Es lujuria toda pasión sexual? La
respuesta sexual no siempre es el resultado del
pensamiento; puede ser un contacto, como cuando nos

http://descarga-gratis-libros.blogspot.com/

Page 60

http://descarga-gratis-libros.blogspot.com/

encontramos de pronto con alguien cuya belleza nos
subyuga.

KRISHNAMURTI: Dondequiera que el pensamiento
forma la imagen del placer, tiene que haber lujuria, no la
libertad de la pasión. Si el impulso principal es el placer,
entonces se trata de lujuria. Cuando el sentimiento
sexual nace del placer, es lujuria. SI nace del amor no es
lujuria, aunque pueda haber en ello un gran deleite. Aquí
debemos ser claros y descubrir por nosotros mismos si el
amor excluye el placer y el disfrute. Cuando vemos una
nube y nos deleitamos en su vastedad y en la luz que la
ilumina, hay placer en ello, desde luego, pero hay
muchísimo más que placer. No condenamos esto en
absoluto. Si seguimos regresando a la nube con el
pensamiento o de hecho para estimularnos, entonces nos
estamos complaciendo en un vuelo imaginativo de la
fantasía; obviamente, los incentivos que aquí operan son
el placer y el pensamiento. Cuando en un principio
contemplábamos esa nube y veíamos su belleza, no
operaba tal incentivo de placer.

La belleza en el sexo es la ausencia del "yo", del ego,
pero el pensamiento acerca del sexo es la afirmación de
este ego, y eso es placer. Este ego está todo el tiempo, o
bien buscando el placer o eludiendo el dolor, deseando su
realización propia e invitando, de tal modo, a la
frustración. En todo esto, el sentimiento de pasión es
alimentado y perseguido por el pensamiento; en
consecuencia, ya no es más pasión sino placer. La
perspectiva, la búsqueda de la pasión recordada, es
placer.

INTERLOCUTOR: ¿Qué es, entonces, la pasión en sí?

KRISHNAMURTI: Tiene que ver con el júbilo y el
éxtasis, que no son placer. En el placer hay siempre una
sutil forma de esfuerzo, un ver, pugnar, exigir, luchar
para obtener eso, para conservarlo. En la pasión no hay
exigencia alguna y, por ende, no hay lucha. En la pasión
no existe ni el más leve vestigio de realización egoísta;
por lo tanto, no puede haber ni frustración ni dolor. La
pasión es libertad con respecto al "yo", el cual es el
centro de toda la realización personal y del dolor. La
pasión no tiene exigencias, porque es, y no estoy
hablando de algo estático. La pasión es la austeridad de
la abnegación, en la que no existen el "yo" y el "tú"; por

http://descarga-gratis-libros.blogspot.com/

Page 118

http://descarga-gratis-libros.blogspot.com/

Cuando se formulen a sí mismos esta pregunta, es
inevitable que digan: «¿Acaso debo vivir en un vacío, en
un estado de vacuidad?». Me pregunto si alguna vez han
conocido lo que es tener una mente por completo vacía.
Han vivido en un espacio creado por el "yo", un espacio
que es muy pequeño. El espacio que el "yo", el proceso
de auto aislamiento ha creado entre una persona y otra,
es todo el espacio que conocemos -el espacio entre el
centro del "yo" y la circunferencia-, la frontera
establecida por el pensamiento. Y en este espacio
vivimos, en este espacio hay división. Ustedes dicen: «Si
me entrego totalmente, o si abandono el centro del "yo",
viviré en un vacío». Pero ¿alguna vez han abandonado
realmente, de hecho, el "yo", de modo tal que no hubiera
"yo" en absoluto? ¿Han vivido alguna vez en este mundo,
han ido a la oficina con ese espíritu, han vivido así con la
propia esposa o el propio marido? Si han vivido de ese
modo sabrán que hay un estado de relación en el cual el
"yo" no existe, estado que no es una Utopía ni algo
soñado ni una experiencia mística, sin sentido, sino algo
que puede ser realizado de verdad: vivir en una
dimensión donde exista una relación con todos los seres
humanos.

Pero eso sólo puede ocurrir cuando comprendemos
qué es el amor. Y para hallarse en ese estado, para vivir
en él, uno debe comprender el placer del pensamiento y
todo su mecanismo. Entonces todo el complicado
mecanismo que hemos construido para nosotros y en
torno de nosotros, puede ser captado de un solo vistazo.
No tenemos que pasar por todo ese proceso analítico
punto por punto. Todo análisis es fragmentario y, por lo
tanto, no hay respuesta posible a través de esa puerta.

Existe este inmenso y complejo problema de la
existencia, con todos sus temores, ansiedades,
esperanzas, con sus alegrías fugaces y su felicidad
pasajera, pero el análisis no va a resolverlo. Lo que sí lo
hará es abarcar todo eso rápidamente, como una
totalidad. ¿Saben?, uno comprende algo sólo cuando lo
mira, no con una mirada largamente adiestrada -la
mirada de un artista, de un científico o del hombre que
ha practicado "cómo mirar"-, sino si lo mira con atención
completa, si ve toda la cosa de un solo vistazo. Entonces
comprobará que está fuera de ello. Entonces está fuera
del tiempo; el tiempo se detiene y, por lo tanto, el dolor

http://descarga-gratis-libros.blogspot.com/

Similer Documents