Download Derecho Procesal Constitucional Gerardo Eto Cruz PDF

TitleDerecho Procesal Constitucional Gerardo Eto Cruz
File Size3.0 MB
Total Pages300
Document Text Contents
Page 2

2

Page 150

GERARDO ETO CRUZ





150

ha sido confirmada por el Tribunal, no puede ser inaplicada por
los jueces en ejercicio del control difuso, a menos, claro está, que
el Tribunal sólo se haya pronunciado por su constitucionalidad
formal; c) las proscripciones interpretativas, esto es las
“anulaciones” de determinado sentido interpretativo de la ley
realizadas en aplicación del principio de interpretación conforme
a la Constitución. Se trata en este supuesto de las sentencias
interpretativas, es decir las que establecen que determinado
sentido interpretativo de una disposición legislativa resulta
contrario a la Constitución, por lo que no debe ser usado por los
jueces en el ejercicio de la función jurisdiccional que les
corresponde”181.


3.13. Sentencia constitucional.

a) Noción.


En los últimos tiempos, el TC peruano ha venido desarrollando

una intensa labor de hiperactivismo judicial; sobre muchos aspectos de
naturaleza procesal. Entre ellos, destaca el desarrollo amplio de las
sentencias constitucionales.


Por lo pronto, todas las sentencias son constitucionales o deben

serlo, en la medida que deben basarse en la Constitución y deben
respetarla. Y si esto no sucede, pues simplemente estamos ante
sentencias inconstitucionales, contra las cuales en numerosos
ordenamientos existen remedios para conjurarlas. Pero esto en puridad
no es lo que ahora nos interesa. Lo que nos preocupa más bien es el
sentido estricto de lo que es una sentencia constitucional. Y por ella
debemos entender la que es resultado de un proceso constitucional, si
por tal entendemos lo que regula cada legislación positiva, en nuestro
caso, el Código Procesal Constitucional. Adelantando una definición se
podría sostener que sentencia constitucional es toda aquella resolución
que pone punto final a un proceso constitucional, sea en sede judicial, sea
en sede constitucional. Pero con carácter de firme. Por su parte el TC ha
definido a la sentencia constitucional como:




181 STC 4853-2004-PA, FJ 15.

150

Page 151

EL DESARROLLO DEL DERECHO PROCESAL CONSTITUCIONAL





150

ha sido confirmada por el Tribunal, no puede ser inaplicada por
los jueces en ejercicio del control difuso, a menos, claro está, que
el Tribunal sólo se haya pronunciado por su constitucionalidad
formal; c) las proscripciones interpretativas, esto es las
“anulaciones” de determinado sentido interpretativo de la ley
realizadas en aplicación del principio de interpretación conforme
a la Constitución. Se trata en este supuesto de las sentencias
interpretativas, es decir las que establecen que determinado
sentido interpretativo de una disposición legislativa resulta
contrario a la Constitución, por lo que no debe ser usado por los
jueces en el ejercicio de la función jurisdiccional que les
corresponde”181.


3.13. Sentencia constitucional.

a) Noción.


En los últimos tiempos, el TC peruano ha venido desarrollando

una intensa labor de hiperactivismo judicial; sobre muchos aspectos de
naturaleza procesal. Entre ellos, destaca el desarrollo amplio de las
sentencias constitucionales.


Por lo pronto, todas las sentencias son constitucionales o deben

serlo, en la medida que deben basarse en la Constitución y deben
respetarla. Y si esto no sucede, pues simplemente estamos ante
sentencias inconstitucionales, contra las cuales en numerosos
ordenamientos existen remedios para conjurarlas. Pero esto en puridad
no es lo que ahora nos interesa. Lo que nos preocupa más bien es el
sentido estricto de lo que es una sentencia constitucional. Y por ella
debemos entender la que es resultado de un proceso constitucional, si
por tal entendemos lo que regula cada legislación positiva, en nuestro
caso, el Código Procesal Constitucional. Adelantando una definición se
podría sostener que sentencia constitucional es toda aquella resolución
que pone punto final a un proceso constitucional, sea en sede judicial, sea
en sede constitucional. Pero con carácter de firme. Por su parte el TC ha
definido a la sentencia constitucional como:




181 STC 4853-2004-PA, FJ 15.





151

“[…] Estas [las sentencias en materia constitucional] aluden a
aquellos actos procesales emanados de un órgano adscrito a la
jurisdicción especializada, mediante las cuales se pone fin a una
litis cuya tipología se deriva de alguno de los procesos previstos
en el Código Procesal Constitucional”182.


Deslindando de la conceptualización que le imprime la legislación

procesal civil, el TC ha considerado delinear la estructura interna de sus
propios fallos, asimilando con ello el influjo de la doctrina comparada y
ciertas características que le perfilan algunos tribunales como la Corte
Constitucional de Colombia. Así, el TC ha expresado que sus fallos se
componen de los siguientes elementos: la razón declarativa- axiológica, la
razón suficiente (la ratio decidendi), la razón subsidiaria o accidental
(obiter dicta), la invocación preceptiva y la decisión o fallo constitucional
(decisum). Veamos:


“[…] la estructura interna de sus decisiones se compone de los
siguientes elementos: la razón declarativa-teológica, la razón
suficiente (ratio decidendi) la razón subsidiaria o accidental
(obiter dicta), la invocación preceptiva y la decisión o fallo
constitucional (decisum)”183.


b) Valor.


Sobre la importancia que en el Estado Constitucional de Derecho
ha adquirido la sentencia constitucional, el TC ha expresado:


“[...] [e]l valor de la sentencia constitucional se encuentra no sólo
en la ponderación objetiva de su función en el marco del
ordenamiento constitucional, sino por los efectos derivados de la
vis subjetiva de la decisión judicial estimatoria que deviene en
ejecutada en sus propios términos; es decir, como componente
esencial del derecho a la tutela judicial efectiva (artículo 139º
inciso 3 de la Constitución) [...] y como la principal forma
restitutiva de los derechos fundamentales lesionados en la
relación jurídica material que es llevada a proceso, permitiendo


182 STC 00024-2003-PI, párrafo segundo de los Fundamentos Jurídicos.
183 STC 00024-2003-PI, párrafo quinto de los Fundamentos Jurídicos.

151

Page 299

299

por lo menos en el mundo romanista, una disciplina así será plenamente
aceptada.

El segundo punto es cómo aparece el concepto y cómo se le
define. Y esto es lo crucial, pues las indicaciones generalmente son vagas,
reiterativas y no siempre precisas. A esto he dedicado esta ponencia, con
la esperanza de mostrar el avance de los últimos años.

Pero esto no agota la problemática. Todavía quedan por
desbrozar cuestiones complejas que le son conexas y que sirven para
mejor entenderla.


Lima, marzo de 2004.
Revisado en setiembre de 2004.

Page 300

Este libro, se terminó de imprimir, por encargo del
Tribunal Constitucional del Perú, en el mes de diciembre de 2008,

en los talleres de Editorial Gráfica CARVIL S.A.C.,
Teléfonos: 351-6235 / 351-1258 / 351-5078 / 383-0906

[email protected]

Similer Documents