Download Globalización comunicacional y transformación cultural PDF

TitleGlobalización comunicacional y transformación cultural
File Size1.2 MB
Total Pages30
Document Text Contents
Page 1

w w w . m e d i a c i o n e s . n e t







Globalización comunicacional

y transformación cultural




Jesús Martín-Barbero


Conferencia

(en: Por otra comunicación: los media, globalización

cultural y poder - Denis de Moraes (coord.),

Icaria, Barcelona, 2005, pp. 39-62)



« Los medios de comunicación constituyen uno de los
dispositivos más eficaces del [esquema estructural de
diferencias que Occidente propone] (...) y ello mediante
los procedimientos más opuestos. De una parte, el
procedimiento que busca en las otras culturas lo que más
se parece a la propia, y para ello silencia o adelgaza los
trazos más conflictivamente heterogéneos y desafiantes.
Para lo cual no habrá más remedio que estilizar y
banalizar, esto es, simplificar al otro, o mejor, des-
complejizarlo: volverlo asimilable sin necesidad de
descifrarlo. ¿No es con imágenes baratas y esquemáticas
de los indígenas, de los negros, de los primitivos, que la
inmensa mayoría de los discursos massmediáticos, y
especialmente de la televisión, nos aproximan a los
otros? Y de forma parecida funciona, por otra parte, el
mecanismo de distanciamiento: se exotiza al otro, se lo
folkloriza en un movimiento de afirmación de la
heterogeneidad que al mismo tiempo que lo vuelve
“interesante” le excluye de nuestro universo negándole
la capacidad de interpelarnos y de cuestionarnos.»

Page 2

Globalización comunicacional y transformación cultural

2














Hay un profundo cambio de perspectiva: se conside-

raba que el mundo moderno estaba unificado mien-

tras que la sociedad tradicional estaba fragmentada.

Hoy, por el contrario, la modernización parece lle-

varnos de lo homogéneo a lo heterogéneo en el

pensamiento y en el culto, en la vida familiar y

sexual, en la alimentación o el vestido.


Alain Touraine





I Globalización comunicacional


El globo ha dejado de ser una figura astronómica para ad-

quirir plenamente significación histórica, afirma el sociólo-

go brasileño O. Ianni. Pero esa significación es aún profun-
damente ambigua y hasta contradictoria. ¿Cómo entender
los cambios que la globalización produce en nuestras socie-
dades sin quedar atrapados en la ideología mercantilista que

orienta y legitima su actual curso, o en el fatalismo tecnoló-
gico que legitima el desarraigo acelerado de nuestras cul-

turas? Identificada por unos con la única gran utopía posi-
ble –la de un solo mundo compartido–, y por otros con la
más terrorífica de las pesadillas –la de la sustitución de los
hombres por las técnicas y las máquinas–, la globalización
pesa tanto o más sobre el plano de los imaginarios cotidia-

nos de la gente que sobre el de los procesos macrosociales.
Hay sin embargo algunas dimensiones de la globalización
que sí empezamos a comprender, y son justamente aquellas

Page 15

www.mediaciones.net

15

sociedades que conforman cada país y nuestros países entre
sí. Y ello implica trabajar especialmente contra la creciente
insolidaridad que acarrean las políticas neoliberales y mer-

cantilistas que, al llevar la privatización a aquellos servicios
públicos básicos como la salud, la educación o las pensiones
de vejez, están rompiendo el hilo de la cohesión constitutiva

entre generaciones y arrojando a las mayorías a la desmora-

lización y la desesperanza; al mismo tiempo, las minorías
acomodadas se repliegan en su amurallada privacidad di-

solviendo de raíz el tejido colectivo y desvalorizando la

experiencia de lo colectivo, que acaba siendo identificada

con el ámbito de la inseguridad, la agresividad y el anoni-
mato.



Pese a la fascinación tecnológica, y al relativismo axioló-
gico que predican los manuales del postmodernismo, comu-
nicar ha sido y seguirá siendo algo mucho más difícil y largo
que informar, pues es hacer posible que unos hombres reco-
nozcan a otros en un doble sentido: les reconozcan el de-
recho a vivir y pensar diferentemente, y se reconozcan a sí

mismos en esa diferencia, es decir, estén dispuestos a luchar

en todo momento por la defensa de los derechos de los
otros, ya que es en esos mismos derechos que están conte-
nidos los propios.




IV Diferencia y solidaridad en la sociedad globalizada



Resulta hoy imposible desconocer que en las sociedades
latinoamericanas los medios de comunicación, al posibilitar
el acceso a otras visiones del mundo y a otras costumbres,

han contribuido a enfriar los sectarismos políticos y religio-
sos, han relajado los talantes represivos y desarmado las

tendencias autoritarias. ¿Pero acaso los nuevos vientos de
fanatismo y la propagación del fundamenta-lismo no tienen
nada que ver con los medios? ¿No hay en ellos –en la masa

Page 16

Globalización comunicacional y transformación cultural

16


de sus discursos y sus imágenes– una fuer-te complicidad
con esquematismos y maniqueísmos, con exaltaciones de la
fuerza y la violencia que alimentan secreta y lentamente

viejas y nuevas modalidades de intolerancia y de integris-

mo? Escenario expresivo (como ningún otro, eso sí) de las
contradicciones de esta época, los medios nos exponen

cotidianamente a la diversidad de los gustos y las razones, a
la diferencia... pero también a la indiferencia, a la creciente
integración de lo heterogéneo de las razas, de las etnias, de

los pueblos y los sexos en el “sistema de diferencias” con el

que, según J. Baudrillad, Occidente conjura y neutraliza,

funcionaliza a los otros. Como si sólo sometidas al esquema
estructural de diferencias que Occidente propone nos fuera
posible relacionarnos con las otras culturas. Los medios de

comunicación constituyen uno de los dispositivos más efi-

caces de ese “esquema”, y ello mediante los procedimientos
más opuestos. De una parte, el procedimiento que busca en

las otras culturas lo que más se parece a la propia, y para

ello silencia o adelgaza los trazos más conflictivamente
heterogéneos y desafiantes. Para lo cual no habrá más re-

medio que estilizar y banalizar, esto es, simplificar al otro, o

mejor, descomplejizarlo: volverlo asimilable sin necesidad
de descifrarlo. ¿No es con imágenes baratas y esquemáticas
de los indígenas, de los negros, de los primitivos, que la

inmensa mayoría de los discursos massmediáticos, y espe-
cialmente de la televisión, nos aproximan a los otros? Y de
forma parecida funciona, por otra parte, el mecanismo de
distanciamiento: se exotiza al otro, se lo folkloriza en un

movimiento de afirmación de la heterogeneidad que al

mismo tiempo que lo vuelve “interesante” le excluye de
nuestro universo negándole la capacidad de interpelarnos y
de cuestionarnos (Muñiz Sodré).


Más que el opuesto complementario de la globalización,

el mundo vive un proceso expansivo de fragmentación a
todos los niveles y en todos los planos. Desde el estallido de

Page 29

www.mediaciones.net

29




Bibliografía





Baudrillard, J. (1993), La ilusión del fin, Anagrama,
Barcelona.

Benjamin, W. (1982), “Fragmentos de Filosofía de la

historia” en Discursos Interrupidos, Vol. l, Taurus,
Madrid.

Brunner, J.J. (1988) “Políticas culturales y democracia:
hacia una teoría de las oportunidades”, en: El espe-
jo trizado, Flacso, Santiago de Chile.
(1995) Cartografías de la modernidad, Domen,
Santiago de Chile.

Colombo, F. (1983), Rabia y televisión, Gustavo Gili,
Barcelona.

Cruces, F. (1996) La ciudad emergente, UNED, Madrid.
Cruz Konfly, F (1998), La tierra que atardece. Ensayos sobre

la modernidad y la contemporaneidad, Ariel, Bogotá.
Garcia Canclini, N. (1990), Culturas híbridas. Estrategias

para entrar y salir de la modernidad, Grijalbo, Méxi-
co.

(1995) Consumidores y ciudadanos, Grijalbo, Méxi-
co.

Habermas, J. (1985), Conciencia moral y acción comunicati-
va, Península, Barcelona.

Ianni, O. (1997), A era do globalismo, Civilização Brasilei-
ra, Rio de Janeiro.

Keane, J. (1995), “Structural Transformation of the Pu-
blic Sphere”, in: The Communication Rewiew, Vol.
1, pp. 1-22, University of California.

Kymlicka, W. (1996), Ciudadanía multicultural, Paidos,
Barcelona.

Lechner, N. (1988), Los patios interiores de la democracia,
Flacso, Santiago de Chile.

Page 30

Globalización comunicacional y transformación cultural

30


Levinas, E. (1993), Humanismo del otro hombre, Siglo XXI,
México.

Marramao, G. (1987), Poder y secularización, Península,
Barcelona.

Martín-Barbero, J. (1987), De los medios a las mediaciones,
G. Gili, México.

Mockus, A. (1998), “Cultura, ciudad y política”, en: Y.

Campos / Y. Ortiz (Comp.), La ciudad observada.
Violencia, cultura y política, Tercer Mundo, Bogotá.

(1998) Prólogo a La ciudad representada, de F. Gutiérrez,
Tercer Mundo, Bogotá.

Muñiz Sodré, (1983), A verdade seduzida, Codecrí, Rio de
Janeiro.

Ortiz, R. (1995), Mundialización y cultura, Alianza, Bue-
nos Aires.

Santos, M. (1996), A natureza do espaço: técnica e tempo,
Hucitec, Sao Paulo.

Ricoeur, P. (1983-1985), Temps et récit, 3 vol. , Du Seuil,
Paris.

(1990), Soi-même comme un autre, Du Seuil, Paris.
Taylor, Ch. (1992) Multiculturalism and the Politics of Re-

cognition, Princeton University Press.
(1996) “Identidad y reconocimiento” in N° 7 Revista

internacionacional de Filosofía política, pp, 10-20,
México.

Vattimo, G. (1991) Ética de la interpretación, Paidos, Bar-
celona.

Williams, R. (1980), Cultura: sociología de la comunicación y
del arte, Paidos, Barcelona.

Similer Documents