Download LA_PRUEUBA_PERICIAL_CALIGRAFICA_-_FERNANDO_LOPEZ_PENA PDF

TitleLA_PRUEUBA_PERICIAL_CALIGRAFICA_-_FERNANDO_LOPEZ_PENA
TagsEvidence Law Knowledge Case Law Expert Witness Graphology
File Size2.3 MB
Total Pages190
Document Text Contents
Page 95

es una profesión de permanente consulta y contacto entre un número
escaso de personas.

Dictámenes divergentes.-Dictámenes divergentes.-

Se ha dicho muchas veces que la pericia caligráfica es una ciencia
interpretativa y no exacta. Si actúan tres peritos, a pesar de que todos

examinan, analizan y valoran los mismos elementos, y a pesar de que
apliquen la misma técnica y usen el mismo instrumental, es posible que no
logren unidad de criterio en cuanto la definición del problema pericial.
Dejando de lado las actitudes fraudulentas que puedan determinar una
divergencia, que podrán sospecharse pero que resultan de muy difícil
prueba, analizaremos la situación: pueden presentarse casos -y es frecuente
que así ocurra-, en los que los elementos cuestionados se limitan a una firma
(y que aun puede ser ilegible), o a escasos grafismos o que estén separados
por mucho tiempo de los indubitables; un perito puede considerar que el
tiempo transcurrido, y teniendo en cuenta la edad del supuesto firmante
(recuérdese que la escritura alcanza su total desarrollo en la madurez del

individuo y luego, en la senectud, puede producirse una regresión de lacapacidad gráfica), es un factor limitativo o que debe determinar la
prudencia o reserva extrema, mientras los otros consideran que los grafismos
comparados son suficientes para una conclusión categórica de srcen
gráfico. Cada uno de ellos actúa con la técnica correcta y observando los
mismos elementos que los demás, pero, de acuerdo a la propia
interpretación, divergen en la conclusión, pues mientras uno informará, por
ejemplo, que no es posible atribuir la firma a una persona determinada, los
demás dirán que se atribuye la firma a Fulano de Tal. El juez recibe ese
informe, que cumple las normas técnicas y procesales en vigencia, y se
encuentra frente a dos conclusiones prácticamente opuestas, pues lo que
interesa es que los expertos informen si la firma es o no es de tal persona. Es



cierto que los respectivos informes darán cuenta de las razones esgrimidas y
harán gala de toda una gama de operaciones periciales que serán apreciadas
en su justo valor de convicción por el juzgador, pero la prueba pericial no
tendrá entonces la solidez de un informe común a todos los peritos. Muchas
veces, y la práctica pericial así lo informa, el juez se encuentra en la
disyuntiva de tener que decidir por sí, y sin poseer los conocimientos
técnicos necesarios, cuál de ambas posturas lleva incluida la verdad, lo que
lo coloca en la situación anterior a la pericia. Muchas veces también el juez
ignora si en esa divergencia ha existido un preconcepto del perito, o una falta

Page 96

de capacidad, o cualquier otro elemento que él desconoce, incluida una
correcta apreciación de las razones que sostienen una y otra postura. ¿Cuál
es entonces el camino aconsejable? Creemos que sin lugar a dudas, y ante la
presentación de exámenes divergentes, el juez debe disponer a efectos de
mejor proveer una nueva pericia a realizarse por un perito de su confianza en
cuanto a capacidad técnica (arts., 473 4º párr. y 476 del CPCC), o en último
caso, solicitar la intervención de algún cuerpo pericial colegiado, como los

peritos que forman el Colegio de Calígrafos de Buenos Aires, el Gabinete
Pericial del Banco de la Nación Argentina, el Ministerio de Relaciones
Exteriores, o ya como organismo oficial de la Justicia Nacional, el Cuerpo
de Calígrafos Oficiales de los Tribunales. En caso extremo también puede
citarse a la Facultad de Derecho de la U.B.A.

El requerimiento de alta especialización a que alude el artículo 477 citado,
no puede determinar la obligación de probar ese extremo, y el mismo hecho
de que exista una divergencia técnica informa la necesidad de una
intervención que exceda en la especialización a la ordinaria (conf. Palacio,
op. cit., pág. 694). Puede citarse a este respecto diversos casos de pericias
caligráficas solicitadas por distintos fueros, siguiendo la vía del oficio o

exhorto a la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y
Correccional de la Capital Federal, en las que ha intervenido el Cuerpo de
Calígrafos Oficiales que, como se verá más adelante, está formado por
profesionales que son Funcionarios de Ley de la Justicia.

Tal proceder, que si bien es cierto puede provocar demoras que alguna de
las partes considerará excesivas, proporcionará al juez la seguridad de un
peritaje absolutamente imparcial, ajeno a toda influencia, y en el que
intervienen varias personas que pondrán todo su empeño en aportar un
elemento de juicio que tendrá el aval colegial.

Lógico es suponer que esa actitud de recurrir a un cuerpo colegiado de
calígrafos tendrá las limitaciones o derivaciones económicas de cada caso,



pues no puede exigirse una actuación gratuita si ella no es carga pública
(caso de juicios tramitados con carta de pobreza; art. 38 de la ley 20.243 de
reglamentación y art. 476 in fine del CPCC).

Lo dicho acerca de la intervención de nuevos peritos tendrá aplicación si
la sana crítica del juez, hecha la valoración personal de las posiciones
divergentes, no encuentra base suficiente para adherir a una y desechar la
contraria. A esa posibilidad contribuirá sin duda la fundamentación,
argumentación e ilustración del informe pericial, que, como se ha dicho
tantas veces, debe llevar, a quien deba valorarlo y juzgarlo, tantos elementos

Page 189

a) Un texto de cualquier índole, de quince a veinte renglones;

b) Un abecedario mayúscula y otro minúscula, dos veces cada uno, con el
tipo de letra que deba ser investigado como dubitado;

c) Nombres propios iniciados con todas las letras del alfabeto,
especialmente los que por su composición tengan relación con los
cuestionados.

2º) Con el elemento escritor empleado (pluma, lápiz, bolígrafo, etc., y si
es posible en color similar, dictar seis veces el texto dubitado (tres veces si
es extenso), indicando usar el mismo tipo de letra investigado (cursiva,
imprenta mayúscula, minúscula, números, cifras, signos, etc.), y, en lo
posible, empleando un papel de impresión similar (con o sin renglón,
encolumnado, con casillas, etcétera).

Cuando se trate de firmas, deberán recabarse varios ejemplares,
juntos o dispersos, intercalados o no con textos.

3º) Se dejará constancia en el acta sobre el comportamiento del
escribiente, y se le solicitará que escriba algunos elementos con la mano
contraria a la que escribe normalmente.

PLAN DE ESTUDIOS DE LA CARRERA DE CALIGRAFO
PUBLICO EN LA FACULTAD DE DERECHO DE LA
UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

PRIMER AÑO

Caligrafía I

Técnica profesional I

Inglés I

Elementos de Derecho Privado
Dibujo lineal

SEGUNDO AÑO

Caligrafía II (artística)

Técnica profesional II

Inglés II

Elementos de Derecho Constitucional (en la carrera de Abogacía)

Page 190

Elementos de Derecho Procesal Civil (en la carrera de Abogacía)

Dibujo ornamental

Física aplicada

Escrituras mecanográficas y artes gráficas

TERCER AÑO

Caligrafía III (aplicada)
Técnica profesional III

Inglés III (técnico)

Elementos de Derecho Penal y Procesal Penal (en la carrera de

Abogacía)

Fotografía técnica

Química aplicada

Deontología pericial

Grafopatología

Similer Documents