Download MERKELBACH-Tratado de Mariologia PDF

TitleMERKELBACH-Tratado de Mariologia
File Size24.3 MB
Total Pages430
Table of Contents
                            BENITO ENRIQUE MERKELBACH, O. P.
DE LA SANTISIMA VIRGEN MARIA MADRE DE DIOS Y MEDIADORA ENTRE DIOS Y LOS HOMBRES
Colección "STELLA MATUTINA”
PROLOGO A LA EDICION ESPAÑOLA
PROLOGO DEL AUTOR
INTRODUCCION
	DE LA VIRGEN SANTISIMA EN ORDEN A DIOS Y A CRISTO, O DE LA MISMA MADRE DE DIOS
		MARIA ES VERDADERA MADRE DEL HOMBRE
		JESUS
			b)	Que Cristo fue engendrado o nació del Espíritu Santo y de la Virgen.
			Cristo es de nuestra raza según la carne, la estirpe de David.
			d)	Que es de la estirpe de Abraham según la carne,
			e)	Contra los Docetas arguyen, tanto por la realidad de la pasión y de la muerte de Cristo:
			cuanto por el hecho de ser Cristo verdadero hijo de María:
			Santo Tomás indica muchas conveniencias de este hecho (52):
			2.“ Después, María es llamada explícita y formal' mente Theotócos, Madre de Dios y Engendraaora de Dios.
			a. María esposa por excelencia del Espíritu Santo, y cooperadora suya en la obra de la Encarnación y de la santificación.
		MARIA ES MADRE Y CONSORTE DEL DIOS REDENTOR, O NUEVA EVA
		B) DE LA MADRE DE DIOS EN LA ELECCION Y PREDESTINACION ETERNA DE DIOS
			DE LA PREDESTINACION EMINENTE DE LA MADRE DE DIOS
	DE IA SANTISIMA VIRGEN MARIA EN SI MISMA O DE LAS PRERROGATIVAS DE LA MADRE DE DIOS
		A) DE LA VIRGEN SANTISIMA EN ORDEN A LA PERFECCION DEL ALMA o
		DE LA SANTIDAD DE LA MADRE DE DIOS
			LA MADRE DE DIOS ES INMUNE DE PECADO ORIGINAL O FUE CONCEBIDA SIN MANCHA
		. ...
			Por todo esto consta que los Escolásticos hablaron con mucha moderación, y prudencia, y que no dijeron
			Dios»
			LA MADRE DE DIOS ES INMUNE DE TODO
			PECADO ACTUAL, AUN DEL MAS MINIMO
			LA MADRE DE DIOS ES INMUNE DE LA CONCUPISCENCIA
			LA MADRE DE DIOS
			FUE DOTADA CON LA PLENITUD DE GRACIA
				1.	° Por actos meritorios.
				2.	° Por la misma encarnación del Verbo.
				3*° Finalmente, también por la misma recepción de los Sacramentos.
				B) La segunda parte es doctrina bastante común. Pruebas:
				i.° Dice el Apóstol: Todo cuanto hacéis de pala* bra o de obra, hacedlo todo en nombre del Señor Jesús.. ya colmáis, ya bebáis, o ya hagáis alguna cosa, hacedlo,
			B) DE LA VIRGEN SANTISIMA EN ORDEN A LA PERFECCION DEL CUERPO
				5.0	María no es mediadora porque prestó su con* sentimiento para que viniese el mediador y se realizase la reconciliación por medio de El, así como tampoco
				Respuesta: 5e niega la paridad.
		(32)*
			el Espíritu Santo le comunicó también sus bienes santificantes para que los distribuyese (74),
			i.° La causalidad física:
			Respuesta: No existe paridad completa.
			Respuesta: No puede admitirse la consecuencia♦
			LA MADRE DE DIOS ES REINA DE TODOS LOS ANGELES Y SANTOS, DEL CIELO Y DE LA TIERRA, Y DE TODO EL UNIVERSO
	DE NUESTRA RELACION CON LA SANTISIMA VIRGEN O DE NUESTROS DEBERES PARA CON LA MADRE DE DIOS
		212. Qué es el culto, y de cuántas especies.—Cul
			Respuesta: No puede admitirse la consecuencia
				2.a Los Católicos veneran más a María que a Cristo*
				Respuesta: Algunos obran así menos bien, pero no todos en general, ni lo hacen según el recto juicio de la razón y el instinto de la gracia divina.
				El culto mariano es más sensible que el culto de Dios. Luego los que veneran a María parece que la estiman más que a Dios.
			Respuesta: Esa consecuencia es falsa.
				225. Conclusión. — Estando perfectámente compro-' badas todas las cosas dichas sobre la Madre de Dios y madre nuestra dulcísima, no hay por qué maravillarse
		330. 343. 406.
			INDICE BIBLICO
			INDICE TOMISTA
                        
Document Text Contents
Page 1

B E N IT O E N R IQ U E M E R K E L B A C H , O. P.
Fx-profesor de Teología moral cu el Colegio Angelicum de Roma

M A R I O L O G I A

T R A T A D O

DE L A S A N T ISIM A V IR G E N M A R IA

M A D R E D E D IO S Y M E D IA D O R A

E N T R E D IO S Y L O S H O M B R E S

TRADUCIDO Y NOTABLEMENTE MEJORADO

POR EL

P PEDRO A R E N ILLA S, O. P.

DESCLÉE DE BROUWER V O*

BILBAO
1 9 5 4

Page 2

Colección "STELLA M ATUTIN A”

Núm . r. — Mons. S ijenens: Teología del Apostolado dé l a Legión

de Alaría.

Núm. 2. — B. E. M erkelbach, O . P.: Mariología.

Núm. 3. — M. J. S cheeben : M a ría , Madre y Esposa del Verbo
Encarnado

Núm . 4.— P. S ineux: L a Virgen M aría en tu vida espiritual.

Núm. 5. — P. J uan C risóstomo de S aint-Etienne: �� ���� ��tres grandes
privilegios de M aría: Potenciay Sabiduría, Miseri­
cordia.

Page 215

2 1 8 P. I I . DE U SS. VIRGEN EN S Í MISMA

3 .0 La Madre de Dios fue predestinada como con­
sorte de la Redención, para que, en cierta manera, con­
tribuyese juntamente con Cristo, y bajo Cristo, a satis­
facer por los pecados del género humano. La concupis­
cencia habitual, en cambio, no conduce a la satisfación,
sino que inclina al pecado que se pone a ella.

4.0 E l don de la integridad o de la inmunidad de
la concupiscencia fue concedido a los primeros padres;
luego, con mayor razón debió ser otorgado a la Santísi­
ma. Virgen, mucho más santa y más pura en su inmacu­
lada concepción.

5.0 La Madre de Dios debió ser inmune del más
mínimo pecado venial durante toda su vida; pero es
más conforme a la divina Providencia impedir los peca­
dos mediante disposiciones y principios intrínsecos a la
Virgen, o por medio del don de la integridad, que extin­
gue la concupiscencia, que sólo mediante una dirección
de vigilancia externa, que impide el que la concupiscen­
cia prorrumpa en actos malos. Luego, hay que pensar que
así sucedió en María.

Estos argumentos, para que adquieran una fuerza
completa, no han de considerarse por separado, sino
juntamente.

70. Nota. — En la suposición de que no constase
la concepción inmaculada de la Santísima Virgen, podía
parecer más natural, más conveniente y más probable,
sostener la opinión de Santo Tomás, según la cual el
fomes fue primero cohibido (ligado) en ella, y extingui­
do después. Porque, admitiendo que el cuerpo de Ma­
ría se componga de carne sujeta a la corrupción de la con­
cupiscencia, que naturalmente proviene de su causa, la
carne de los padres, que estaban sujetos a la concupis­
cencia, y que la transmitían por la generación natural a
los hijos; admitido esto, es más natural que la Santí-

manifiéstase, sin embargo, mayor fortaleza de espíritu si por su virtud
la carne es totalmente reprimida para que no pueda desear desordena-»
damente contra el espíritu», ad 3.

Page 216

CAI». I . C. 3 .* L A SS . VIRGEN ES INMUNE DE tA CONCUPISCENCIA 2 1 9

sima Virgen sea purificada de esta concupiscencia pri­
mero imperfectamente, cohibiéndola [Dios] ; y más tar­
de, al venir Cristo, suprimiéndola y extinguiéndola to­
talmente* Pero, definida ya la inmaculada concepción,
por la que la Virgen Santísima, en el primer instante de
su concepción, es totalmente preservada del pecado ori­
ginal, es más natural y más conforme al Dogma pensar
que Dios, en este primer instante, la preservó también
de la concupiscencia, y que impidió que su carne estu*
viese jamás sujeta a la misma: concupiscencia que es
efecto y señal del pecado original, e incluso también su
elemento material, e instrumento y medio de su propa­
gación»

,tAdemás, permaneciendo en pie la verdad de ese dogma, ya
nor'aparecen fuertes en manera alguna las razones que Santo

4^oftj4ít,aduce contra quienes sostienen que el fomes le fue to-
;t% é n te quitado a María en la primera santificación:

̂xíAün cuando esta posición parezca pertenecer a la
i dé. la virgen Madre, rebaja en algo, sin embargo, la

Cristo,. sin cuya virtud nadie se libra de la primera
Lunación))»' Peto esta razón resulta bastante inútil siendo

i ) ' ^ b s t é n e r qué la preservación de la concupiscencia, lo
j:iinÍ^ÓiÍqUe la inmunidad de la * mancha del pecado original,
• «fe 'rfeálizó, por la previsión y por la virtud de los méritos de
Cristo Redentor, así como también los Patriarcas de la Anti­
gua Ley fueron santificados por la gracia, en virtud de la j. re­
visión de los méritos del Salvador.

2.° «Así como nadie alcanzó la inmortalidad de la carne
antes de tenerla Cristo resucitado, de la misma manera oaiece
inconveniente afirmar que la carne de la Virgen, su Madre, o
la de cualquier otro haya tenido la inmunidad del fomes, que
se llama ley de la carne o de los miembros, antes que la carne
de Cristo, en la que no hubo ningún pecado.» Pues «aunque
algunos hayan sido liberados, según el espíritu, de esa conde ̂
nación por la fe en Cristo antes de su encarnación, sin embar­
go, el que algo sea liberado de tal condenación, según la carne,
parece que no ha debido realizarse más que después de su en­
carnación, en la cual debió aparecer por primera vez la inmu­
nidad de la condenación.» Esta razón, sin embargo, prueba
solamente que, antes de la encarnación, los efectos predichos no

Page 429

5 9 2 ÍN DICE TOMISTA

15, 2 ad 1 217
*5» 2 ad 3 218
15» 4 . . . : 220
19* 3 281, 284
19» 4 c. y ad 2 451
19» 4 ad 2 227

'20, I 56
23. 4 473
24» 2 473
25» 3 530
25» 3 ad 3 53i
25» 5 101
25» 5 ad 2 533
26 517
26, 1 .. 414, 415
26, 1 ad 1 ... : 415
26» 1» obj. 2 y ad 2} ad 3 : 417
2 6, 1 ad 2 416
26, 2 414» 415
27 ... : 29
27, 1 ... 171* 377
27, 1 ad 3 201
27, 2 ... ... : 183
-27, 2 y ad 2 183, 187
27, 2 ad 3 183
27» 3 212, 234, 243, 273
27» 3 ad 3 187
27. 4 205, 239, 544
27. 4 ad 2 208
27» 4 ad 3 . . . : 208
27» 5 175, 229, 241, 278
27» 5 ad l 227, 230, 239
27» 5 ad 2 236, 239, 240
27» 5 ad 3 109, 232, 268
27, 6 243
27, 6 ad 1 206
28, 1 48, 304, 346
28, 1 ad 3 332
28, 2 ... 33i
28, 2 ad 1 333
28, 2 ad 3 336
28, 3 343
28, 3 ad 4 348
28, 4 345* 346
29, 1 305
29, 2 ...: 351
30, 1 83, 132

■ 30, 2 ...: 85

30, 3 ••• 86
30, 3 ad 1 277
30, 4 86
3 i» 1 45
3 i» 4 47
3 i* 5 " i 52
3 i» 5 ad 3 52
32. I ... 53
32 , i ad i 54
32, 1 ad 2 54
32, 3 54
32, 4 ... • * - 1 49»’ 5°
32, 4 ad 1 .. . : 57
33» 1 50, .,60
33» 1*2 ;>¡»¿.v :.-t •.'Vi 58
33» x'3 ¡ P f c A ; S33» 2 ... I 58
33» 3 57
33» 4 •»*:. * • • : 53
34» 2 ad 3 §0
34» 3 . . . : 242
35» 1 ... : 55.
35» 4 75» 76
35» 4' ad 1 .. . : 69
35» 4 ád 2 V
35» 5 - 82, 83.
48, 6 ad 3 463^
50, 1 360
54» 4 489=1?
57» 6 489
59» 3 ••• 478
59» 4 ad 1 523
60, 8 496. 503
62, 1 •••: 494
64, 3 239
64» 4 c. y ad 3 452
64, 4 ad 1 y ad 3 227
64, 4 ad 3 227. 495
83. 5 ad 8 •i 377
84, 3 ad 4 496

S u p l e m e n t o d e l a III P a r t e

72, 2 y 3 4$9
83» 2 m
83* 3 •••
84, 1 ad 1 373.

Page 430

SE TERMINÓ DE IMPRIMIR ESTE VOLUMEN EL DÍA 27
DE NOVIEMBRE DE 1954, AÑO MARIANO, FESII'

VIDA¿ DE NUESTRA SEÑORA DE LA MEDALLA
MILAGROSA, EN LOS TALLERES DE

GRAFICAS, GONZÁLEZ, SITOS EN
M lG$£t SJJRVET, 15 , MADRID

L A P S DEO V IR G IN IQ U E M A T R 1

Similer Documents