Download Romera Castillo, Jose - El Comentario Semiotico de Textos (1980) PDF

TitleRomera Castillo, Jose - El Comentario Semiotico de Textos (1980)
TagsLinguistics Symbols Semiotics Literary Criticism
File Size5.7 MB
Total Pages186
Table of Contents
                            1.pdf
2.pdf
3.pdf
4.pdf
5.pdf
6.pdf
7.pdf
8.pdf
13.pdf
14.pdf
15.pdf
16.pdf
17.pdf
18.pdf
19.pdf
20.pdf
21.pdf
22.pdf
23.pdf
24.pdf
25.pdf
26.pdf
27.pdf
28.pdf
29.pdf
30.pdf
31.pdf
32.pdf
33.pdf
34.pdf
35.pdf
36.pdf
37.pdf
38.pdf
39.pdf
40.pdf
41.pdf
42.pdf
43.pdf
45.pdf
46.pdf
47.pdf
48.pdf
49.pdf
50.pdf
51.pdf
52.pdf
53.pdf
54.pdf
55.pdf
56.pdf
57.pdf
58.pdf
59.pdf
60.pdf
61.pdf
62.pdf
63.pdf
64.pdf
65.pdf
66.pdf
67.pdf
68.pdf
69.pdf
70.pdf
71.pdf
72.pdf
73.pdf
75.pdf
76.pdf
77.pdf
78.pdf
79.pdf
80.pdf
81.pdf
82.pdf
83.pdf
84.pdf
85.pdf
86.pdf
87.pdf
88.pdf
89.pdf
90.pdf
91.pdf
92.pdf
93.pdf
94.pdf
95.pdf
100.pdf
101.pdf
102.pdf
103.pdf
104.pdf
105.pdf
106.pdf
107.pdf
108.pdf
109.pdf
110.pdf
111.pdf
112.pdf
113.pdf
115.pdf
116.pdf
117.pdf
118.pdf
119.pdf
120.pdf
121.pdf
122.pdf
123.pdf
124.pdf
125.pdf
126.pdf
127.pdf
128.pdf
130.pdf
131.pdf
132.pdf
133.pdf
134.pdf
135.pdf
136.pdf
137.pdf
138.pdf
139.pdf
140.pdf
141.pdf
142.pdf
143.pdf
144.pdf
145.pdf
146.pdf
147.pdf
148.pdf
149.pdf
150.pdf
151.pdf
152.pdf
153.pdf
154.pdf
155.pdf
156.pdf
157.pdf
158.pdf
159.pdf
160.pdf
161.pdf
162.pdf
163.pdf
164.pdf
165.pdf
166.pdf
167.pdf
168.pdf
169.pdf
170.pdf
173.pdf
174.pdf
175.pdf
176.pdf
177.pdf
179.pdf
180.pdf
181.pdf
182.pdf
183.pdf
184.pdf
185.pdf
186.pdf
187.pdf
188.pdf
189.pdf
190.pdf
191.pdf
192.pdf
193.pdf
194.pdf
fin.pdf
                        
Document Text Contents
Page 93

98 JOSE ROMERA CASTILLO

labras (10 cual es siemprey necesariamentearbitrario). Por
ello, el relato de acontecimientos no verbales no conoce varie-
dades modales, sino variantes históricas que con mayor o me-
nor grado son más o menos «reales».

Gérard Genette distingue tres tipos de estilos:

1. Estilo directo. El discurso no sufre ninguna modifi-
cación (se habla a veces de discurso referido).

2. Estilo indirecto. Se conserva el «contenido» de la
réplica presuntamentepronunciada,pero integrándolo grama-
ticalmente en el relato delnarrador(discursotranspuesto).Existe
una variante intermedia entre ambos estilos: elestilo indi-
recto libre (se adaptanlas formas gramaticales del estilo indi-
recto, pero se conservan los matices semánticos de la réplica
original, no existiendo verbo declarativo que introduzca y ca-
lifique la oración transpuesta).

3. Discurso contado. Imaginemos la siguiente frase: «In-
formaré a mi patrón de mi decisión de ir a la huelga», que
indica que ha habido una acción verbaly también el tenor de
la misma, pero nada sabemos de las palabras quehabríansido
realmentepronunciadas.Nos contentamos con registrar el con-
tenido del acto depalabrasin retener ninguno de sus elementos.

El modo de un discurso consiste en el grado de exactitud
con el cual ese discurso evoca su referente: grado máximo en
el caso del estilo directo, mínimo en el del relato de hechos
no verbales, grados intermedios en los demás casos.

Será preciso establecer en este nivel analítico todos los pro-
cedimientos estilísticos que hacen que ese texto sealiterario.
Sabemos que el lenguaje usual es denotativo, mientras que el
lenguaje literario es connotativo. Esto es, que en el lenguaje
usual un acto de habla depende siempre de un contexto extra-
verbal y unas situaciones que precedeny son exteriores al
mismo al estar referido a unos contenidos intelectuales(semán-
ticos); por el contrario, en el lenguaje literario el signo verbal
no se agota en su contenido intelectual, sino que éste se pre-
senta como un núcleo informativo e impregnado de elemen-
tos emotivosy volitivos. Aunque la connotación no sea exclu-
siva del lenguaje literario (se da en los lenguajes de la política,

Page 94

EL COMENTARIO SEMIOTICO DE TEXTOS 99

mística, filosofía, etc.), en éste constituye10 que el crítico in-
glés William Empson llamóambigüedad58.

El lenguaje literario se define, además, por la recusación
intencionadade los hábitos lingüísticos y por laexploración
inhabitual de las posibilidades significativas de una lengua.
Romper lamonotoníaha sido el esfuerzo que desde la poesía
barrocahasta hoy viene siguiendo laliteratura (recuérdese que
el ideal de Mallarmé fue el de «dar sentido más puro a las
palabrasde la tribu»), hecho queel formalismo ruso denomi-
nó literariedad o deformacióncreadora.

El lenguaje literario que también presta más atención al
significante (soneto de las vocales de Rimbaud o, por ejem-
plo, el célebre verso de Góngora,infame turba de nocturnas
aves, magníficamenteestudiadopor Dámaso Alonso), es plu-
risignificativo por ser portador de múltiples dimensiones se-
mánticas ytender a una multivalencia significativa. La pluri-
significación literaria se manifiesta en dos planos: uno vertical
o diacrónico (la multisignificación se adhiere a la vida his-
tórica de los vocablos, a la multiforme riqueza que el curso de
los tiempos ha depositado en ellos, al uso que éstos han expe-
rimentadoen unadeterminadasituación, etc.); y otrohorizontal
o sincrónico (la multivalencia de la palabra viene dada gra-
cias a las relaciones conceptuales, imaginativas, rítmicas, et-
cétera, quecontrae con los demás elementos de su contexto
verbal; o, 10 que es10 mismo, la palabra cobra valor en la
unidad estructurala la quepertenece)59.

Para la realizaciónpráctica de esteapartadodentro del co-
mentario será preciso tener muy en cuenta lasparticularidades

58 EMPSON confirió a este vocablo un significado bastante extenso
al usar la palabra ambigüedaden sentido lato, considerandocualquier
efecto lingüístico que añadaalgún cambio a la afirmación sustancialde
la palabra. Cfr. su obra Seven types o/ ambiguitis.Londres, Chatto
and Windus, 1930.

59 Sobre las teorías sobre lafunción del lenguaje literario es im-
prescindibleconsultarel ensayo deFERNANDO LÁZARO CARRETER: «Con-
sideracionessobre la lengua literaria», en el vol. col. Doce ensayos
sobre el lenguaje.Madrid, Publicacionesde la Fundación Juan March
(Colección «Ensayos RíoDuero»), 1974, pp. 35-48; Y «Theliteral messa-
ge», enCritical Inquiry. Univ. of ChicagoPress, vol. lB, núm. 2, 1976,
páginas 315-332.

Page 185

�C�O�L�E�C�C�I�O�N�~�S DE CRITICA LITERARIA

«BIBLIOTECA DE CRITICA LITERARIA-

Misericordia, de Galdós. Luciano Garcfa Lorenzo. 88 págs.
La Numancia, de Cervantes. Alfredo Hermenegildo. 148 págs.
Unamuno: Al hilo de «Poesías», 1907. Ramón de Garciasol. 172 págs.

«CLASICOS V MODERNOS.

Antonio Machado, ejemplo y lección. Leopoldo de Luis. 260 págs.
Garcilaso de la Vega. Antonio Prieto. 184 págs.
Armando Palacio Valdés. Manuel P. Rodríguez. 240 págs.
Pablo Neruda. Eduardo Camacho Guizado. 356 págs.
Miguel de los Santos Alvarez (1818-1892). Romanticismo y poesía.

Salvador García Castañeda. 200 págs.

• TEMAS.

Literatura y contexto social. Cándido Pérez Gállego. 212 págs.
La poesía de la edad barroca. Pilar Palomo. 152 págs.
La Loa. Jean Louis Flecniakoska. 196 págs.
La sociedad española y los viajeros del siglo XVII. J. M. Díez Borque.

240 págs.
Introducción a la teoría de la literatura. M. A. Garrido Gallardo.

172 págs.
Teoría de la Novela. Autores varios. 536 págs.
La mujer vestida de hombre en el teatro español. Carmen Bravo

Villasante. 192 págs.
La literatura emblemática española. Siglos XVI y XVII. A. Sánchez.

204 págs.
El comentario semiótico de textos. J. Romera Castillo. 2.a ed.

196 págs.
Bibliografía fundamental de la literatura española del siglo XVIII.

F. Aguilar Piñal. 304 págs.
Significado y doctrina del «Arte Nuevo» de Lope de Vega.

J. M. Rozas. 196 págs.
La novela de aventuras. José M.a Bardavío. 224 págs.
Novela española contemporánea. Vicente Cabrera y Luis González

del Valle. 2.a ed. 220 págs.
La novela de Ignacio Aldecoa. De la mímesis al símbolo.

Jesús M.a Lasagabáster Madlnabeitia. 456 págs.
La novela de Juan Goytisolo. Gonzalo Navajas. 260 págs.
Introducción a la metodología literaria. Domingo Vnduráin. 328 págs.

«ANTOLOGIAS.

Antología de la Literatura Española:
De la Edad Media al siglo XIX. C. Sánchez Polo. 288 págs.
Siglo XX. C. Sánchez Polo. 304 págs.

Page 186

__o-- ,,
- ,

M '"•, ,




•--. -

Similer Documents